Este municipio, ofrece originales atractivos gastronómicos relacionados con la cultura romana y el aceite. Por encima de todo, destaca “Los Placeres de la Mesa Romana” donde se podrá degustar la cocina romana amenizada por representaciones teatrales de la época. El otro elemento esencial de su gastronomía es el Aceite de Oliva Virgen Extra de la Denominación de Origen Priego de Córdoba. Algunos platos que se podrán degustar en esta localidad son: la sopa de maimones, el remojón de naranja, el adobillo de patatas, el salmorejo, la sobrehúsa de habas verdes, las migas con chorizo… De postres, los más característicos son: la leche frita, el arroz con leche, las gachas de harina tostada y almendras.

Para desgustar estos y otros muchos platos, pueden hacerlo en cualquiera de los restaurantes de la localidad.