QUE VISITAR / ALGAR (ALDEA DE CARCABUEY)

Algar se encuentra situado a unos 8km de Carcabuey en dirección Sur Oeste. Desde el Cortijo los López hasta Peñarubia se puede decir que es Algar pero el centro está delimitado en: Avda. Prado Vicaría, Natalia Benítez, Plaza Horcajo, La Venta, La Garduña, El Barrio, El Ranal, El Ventorrillo, Barrás. Salazar y Humillas.

El Nombre de Algar viene del árabe Al-Gar y significa Cueva o Caverna. Existe la Cueva lóbrega junto a un cortijo. En cuanto a la historia de esa pequeña población está íntimamente ligada a la del ayuntamiento matriz Carcabuey. Algar debió ser una de las poblaciones donadas por Fernando III a la Orden de Calatrava en la frontera lindante con el Obispado de Jaén.

Hoy en día la población de Algar es menor, unos cientos de habitantes pueblan la aldea dedicándose principalmente a la agricultura, recolección de aceituna. Lo cruza el Arroyo de las Tijeras.

La aldea de Algar cuenta con Bar-Restaurante la Venta, edificios de usos múltiples, parque, iglesia, etc.

Lugar muy tranquilo y bonito dónde disfrutar de la naturaleza, senderismo, respirar aire puro.

 

FIESTAS EN ALGAR

Nochebuena en algar un encuentro donde tiene cabida los villancicos y cantos navideños de tradición en Algar, que han llamado ala atención incluso del equipo de investigación musical y folcklórica de RNE con Fernando. Los Mochileros de Gaena, un grupo musical de otra aldea cercana, suelen acudir, entre otros, a este tipo de encuentros donde se canta a la Nochebuena con el regusto de hace siglos.

Fiesta patronal de Algar, en la primera o segunda semana de junio se celebra las fiestas de la Virgen de Fátima, patrona de Algar, se procesiona el domingo por la tarde y son mujeres costaleras la que la llevan en andas por toda la aldea. Actividades lúdicas y diversión asegurada durante todo el fin de semana (deportes, velada de troveros, verbena, flamenco, música, paella, churros).

 

EL CASTILLO DE ALGAR

El Castillo de Algar se encuentra en lo alto de un cerro en la actualidad cómo ruinas o restos arqueológicos, tal vez de origen Romano  en un principio, pues en su entorno se encuentran restos cerámicos tanto de la edad del Bronce, como de época romana. Se puede fechar el castillo actual en época nazarita, aunque reconstruido diversas veces por cristianos, tuvo cierta importancia defensiva según los materiales empleados, con grandes sillares de piedra unidos por argamasa, capaces de resistir los ataques enemigos. De esta

primitiva construcción sólo queda la ruina abierta de una torre de dos plantas, y un muro que se unía con otra torre y que guardaba una fuente interior que abastecía la fortaleza.