SEMANA SANTA

Carcabuey Córdoba España

A lo largo de toda la semana,se puede disfrutar de procesiones de imágenes como el Cristo de Ánimas, el Cristo de San Marcos, San Juan Evangelista, El Nazareno, Jesús Cautivo, La Borriquita, La Esperanza Nazarena, la Virgen de los Dolores y la Verónica. Estas imágenes, a su paso por las angostas callejas encaladas de Carcabuey, acompañadas por las agrupaciones musicales del pueblo, adquieren un aspecto sorprendente.

La Semana Santa carcabulense se configura a lo largo de los siglos XVI y XVII con la fundación de las cofradías pasionistas de la Vera Cruz y de Jesús Nazareno. Desconocemos la fecha de aprobación de la primera de ellas aunque se sabe que nace en la centuria del quinientos; la segunda se crea en el año de 1653 culminando el proceso de formación de nuestra Semana Mayor. A lo largo del siglo XVII y primera mitad de la centuria siguiente, la Semana Santa local protagoniza una etapa de auge y esplendor. Las causas responden a que las hermandades penitenciales cobran un fuerte impulso, refrendado por el aumento de sus recursos humanos y por impregnarse de la estética barroca, teniendo los tres desfiles procesionales del Jueves y Viernes Santo una gran vistosidad y boato.

Este proceso de barroquización tiene uno de sus exponentes más significativos en los sermones del Paso y del Descendimiento. El primero se llevaba a cabo en la mañana del Viernes Santo en el Calvario, donde se representa el encuentro de Jesús Nazareno con la Dolorosa, si bien también participaban las imágenes de San Juan Evangelista y la Verónica (hoy día se sigue realizando y es conocido como consejito, aunque San Juan ya no participa). En la tarde del Viernes Santo se realizaba el sermón del Descendimiento en el que se escenificaba el desenclavamiento del cuerpo de Cristo y el traslado por los santos varones a la Urna Sepulcral. Este acto que congregaba a numerosas personas precedía a la salida de la procesión del Santo Entierro. Estas tradiciones barrocas se ven suprimidas por imperativo de la autoridad eclesiástica de la Abadía de Alcalá la Real en el último tercio del siglo XVIII por considerarse nocivas e impropias del auténtico espíritu cristiano. A pesar de las prohibiciones decretadas, las tradiciones barrocas en la Semana Santa Carcabulense perviven debido al fuerte arraigo popular.

Las dos cofradías mencionadas mantienen su actividad en el siglo XVIII soportando épocas de continuos altibajos. Así entran en una fase de postración a finales del siglo XVIII y primeras décadas del siguiente sin embargo, esta situación vuelve a cambiar con la época Isabelina.

El Viernes Santo a las 10:00 horas es la primera de las estaciones de penitencia de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Stma. Reina de la Esperanza Nazarena y Santo Entierro de Cristo. Dentro de ésta destacan como puntos de especial interés, además de la entrada y salida de la Parroquia de la Asunción

Localización
GPS: 37.4427807 | -4.27340090000007


A lo largo de toda la semana,se puede disfrutar de procesiones de imágenes como el Cristo de Ánimas, el Cristo de San Marcos, San Juan Evangelista, El Nazareno, Jesús Cautivo, La Borriquita, La Esperanza Nazarena, la Virgen de los Dolores y la Verónica. Estas imágenes, a su paso por las angostas callejas encaladas de Carcabuey, acompañadas por las agrupaciones musicales del pueblo, adquieren un aspecto sorprendente.

La Semana Santa carcabulense se configura a lo largo de los siglos XVI y XVII con la fundación de las cofradías pasionistas de la Vera Cruz y de Jesús Nazareno. Desconocemos la fecha de aprobación de la primera de ellas aunque se sabe que nace en la centuria del quinientos; la segunda se crea en el año de 1653 culminando el proceso de formación de nuestra Semana Mayor. A lo largo del siglo XVII y primera mitad de la centuria siguiente, la Semana Santa local protagoniza una etapa de auge y esplendor. Las causas responden a que las hermandades penitenciales cobran un fuerte impulso, refrendado por el aumento de sus recursos humanos y por impregnarse de la estética barroca, teniendo los tres desfiles procesionales del Jueves y Viernes Santo una gran vistosidad y boato.

Este proceso de barroquización tiene uno de sus exponentes más significativos en los sermones del Paso y del Descendimiento. El primero se llevaba a cabo en la mañana del Viernes Santo en el Calvario, donde se representa el encuentro de Jesús Nazareno con la Dolorosa, si bien también participaban las imágenes de San Juan Evangelista y la Verónica (hoy día se sigue realizando y es conocido como consejito, aunque San Juan ya no participa). En la tarde del Viernes Santo se realizaba el sermón del Descendimiento en el que se escenificaba el desenclavamiento del cuerpo de Cristo y el traslado por los santos varones a la Urna Sepulcral. Este acto que congregaba a numerosas personas precedía a la salida de la procesión del Santo Entierro. Estas tradiciones barrocas se ven suprimidas por imperativo de la autoridad eclesiástica de la Abadía de Alcalá la Real en el último tercio del siglo XVIII por considerarse nocivas e impropias del auténtico espíritu cristiano. A pesar de las prohibiciones decretadas, las tradiciones barrocas en la Semana Santa Carcabulense perviven debido al fuerte arraigo popular.

Las dos cofradías mencionadas mantienen su actividad en el siglo XVIII soportando épocas de continuos altibajos. Así entran en una fase de postración a finales del siglo XVIII y primeras décadas del siguiente sin embargo, esta situación vuelve a cambiar con la época Isabelina.

El Viernes Santo a las 10:00 horas es la primera de las estaciones de penitencia de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Stma. Reina de la Esperanza Nazarena y Santo Entierro de Cristo. Dentro de ésta destacan como puntos de especial interés, además de la entrada y salida de la Parroquia de la Asunción

Address:

Carcabuey
Córdoba
España