Esta singular fiesta se celebra el segundo fin de semana de agosto. Lleva celebrándose desde finales de la década de los 90 y surgió de la idea de unos amigos que pensaron en hacer una especie de homenaje a todos los emigrantes que hace años tuvieron que abandonar Fuente-Tójar en busca de trabajo. Esta fiesta que al principio no era más que una reunión de amigos que hacían una comida donde también participaban parte de los vecinos de Fuente-Tójar, se ha ido convirtiendo con el paso de los años en una de las más visitadas de la comarca. Hace años crearon la Asociación Gastronómica-Cultural «Amigos de la Alcaparra» y son los miembros de la misma, con la colaboración del Ayuntamiento, los encargados de la organización de dicha fiesta, que tiene como peculiaridad que el sábado se realiza una comida para todos los asistentes que comprando un ticket con un precio simbólico, reciben una jarra y plato de barro. Con el plato se puede recoger la cena que esa noche haya preparada y con la jarra disfrutar de barra libre de cerveza, sangría y refrescos. Otra parte singular de esta fiesta es el pasacalles de «la borriquita del vino» que recorre las calles de la localidad acompañada de una charanga y repartiendo chucherías y regalos entre los niños y degustación de vino blanco entre los mayores.

Download PDF