Lucena Ciudad de la Música

Lucena siempre ha tenido un carácter comprometedor en la contribución de valores positivos desde tiempos pasados. Ya en la Edad Media, fue un gran ejemplo para todo el mundo, de tolerancia y convivencia pacífica entre las distintas culturas puesto que convivieron sabios, escritores y músicos judíos, con árabes y posteriormente cristianos.

Dentro de esta línea de actuación nos encontramos con diferentes lugares y monumentos que nos harán conocer las diferentes culturas que convivieron junto a las herencias musicales que nos dejaron nuestros antepasados y cómo se vive la música día a día en la ciudad de Lucena con el lema “ Lucena City of Music harmony for tolerance”.

El primer lugar, donde podremos visualizar diferentes eventos culturales de gran formato, será en el Auditorio Municipal de Lucena, que fue inaugurado en el año 2014 y que actualmente tiene la capacidad de acoger a 402 personas. Su novedoso diseño, permite que la fachada del auditorio se abra y pueda proyectarse el escenario hacia el exterior. Mientras que el interior del Auditorio, dispone de gradas telescópicas con suelo plano para todo tipo de eventos y espectáculos y de un versátil escenario.

El segundo lugar tenemos el Palacio Erisana, antiguo cine y actual teatro municipal. Dicho teatro, tiene una cabida aproximada de 300 personas. Su estructura consta de una platea y un proscenio que permiten visualizar en todo su explendor las obras teatrales.

El Palacio de los Condes de Santa Ana, nos ofrecerá una experiencia inigualable ya que podremos visualizar el arte barroco del siglo XVIII impregnado tanto en su fachada como en su interior, a la vez que disfrutamos de una bella y relajada melodía, mientras paseamos por él. En este palacio, podemos encontrar salas de diferentes temáticas donde se acogen temporalmente exposiciones o eventos culturales.

La Casa de los Mora, se caracteriza por ser un edificio del siglo XVI, que alberga diferentes salas expositivas ya sea de carácter permanente, como son la dedicada al bronce o la escuela, o temporales de las que podremos disfrutar a la misma vez que escucharemos una tranquila y relajada melodia.

El Castillo del Moral, se caracteriza por ser una fortaleza medieval declarado Monumento Histórico Nacional. Donde destaca la Torre del Homenaje, posible celda del último rey granadino Boabdil “El Chico”. Actualmente, el edificio alberga el Museo Arqueológico y Etnológico de Lucena donde se pueden visualizar diferentes salas como pueden ser la Sala de la Sima del Ángel o la Sala Judía a la misma vez que podremos deleitarnos con una dulce melodía que sonará en todas sus salas.

El Palacio de los Condes de Hust fue edificado en el siglo XVII de estilo manierista, donde se puede visualizar una fachada en ladrillo adintelada y rodeada de sillares almohadillados flanqueados por pilastras adosados, con clave en el arquitrabe ostentando el escudo heráldico de la familia Soto Flores. Actualmente, este edificio alberga desde 1990 la sede de la Biblioteca Municipal, Archivo Municipal y salas de exposiciones de Lucena.

Para conocer la cultura local, podemos visualizar diferentes plazas y espacios públicos de Lucena como pueden ser la Barrera Musical, el Barrio de Santiago, Plaza de San Agustín o el Paseo del Coso entre otros, donde se llevan a cabo diferentes eventos culturales que permiten conocer la diversidad cultural de Lucena.

Lucena es una ciudad que está muy comprometida para que se conozca su cultura, parte de ello, lo podemos observar en los diferentes elementos musicales del patrimonio material e inmaterial de Lucena, como es el caso de la Fuente Piano, situada en la Calle Juego de Pelota, junto al Instituto de Educación Secundaria Marqués de Comares, con lo que se pretende fomentar el conocimiento de la música en la ciudad de Lucena. Otro elemento que nos lleva a descubrir un poco más la ciudad de Lucena, lo encontramos en la antigua rotonda de la N331, en el que se puede ver una silueta de diferentes edificios de la ciudad de Lucena realizados en bronce. O el velón gigante iluminado, creado por el escultor Pedro Cantero y que se encuentra situado en el Puente Córdoba.