Lucena Legendaria

Dentro de esta línea de actuación encontramos diferentes lugares y personajes que nos harán conocer mejor el pasado lucentino.

En primer lugar vamos a nombrar el Museo del Bandolerismo Romántico ubicado en Jauja (Lucena) que es un centro temático con diferentes sectores, entre los que encontramos: José María El Tempranillo, Mito de José María, Raíces del bandolerismo, El mundo de los bandoleros y Viajeros románticos. A través del recorrido y mediante paneles interpretativos y material interactivo, se descubre la realidad del fenómeno del Bandolerismo Romántico surgido en el siglo XIX en Andalucía. Teniendo a José María “El Tempranillo” como uno de los personajes históricos lucentinos de leyenda.

En segundo lugar encontramos el Museo Arqueológico y Etnológico, situado en el Castillo del Moral. Las diez salas con las que cuenta el museo recogen un recorrido cronológico del municipio desde la Prehistoria hasta la actualidad, su desarrollo urbanístico y los grandes personajes de su historia.

Como dato interesante, dentro del Castillo del Moral destaca la Torre del Homenaje, que fue la posible celda del último rey granadino Boabdil “El Chico”, también considerado como personaje importante dentro de la historia de Lucena.

En tercer lugar encontramos la Casa de los Mora, edificio que fue en sus inicios un convento dominico, pasando después a ser una fábrica de anises, un molino de aceite e incluso una bodega, hasta que pasó en el año 1844 a la propiedad de Juan de Navas García. Actualmente, conserva un espléndido patio manierista porticado de medio punto, columnas sobre basamento de pedestal, así como, diferentes salas expositivas como puede ser la dedicada al bronce o  la escuela.

En cuarto lugar tenemos el Palacio de los Condes de Santa Ana, considerado uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil en el siglo XVIII en nuestra ciudad. Su construcción fue a cargo de la familia Mora-Saavedra, familia con posibles orígenes judeoconversos. Destacan su fachada, sus dos patios y su bella escalera coronada con una bóveda atribuida a José Guerrero y Pedro de Mena Gutiérrez. Dentro del Palacio encontramos el Centro de Interpretación de la Ciudad de Lucena y la Oficina Municipal de Información Turística.