Lucena Sefardí

Pocas comunidades judías establecidas en Al-Andalus alcanzaron tan destacada fama como Lucena, conocida como la Perla de Sefarad. Los primeros datos documentados que encontramos de Lucena, datan del siglo IX, y es a partir de este momento cuando encontramos gran cantidad de información de carácter casi exclusivamente literario y poético. Lucena acogió entre sus muros la Academia de Estudios Talmúdicos, punto de reunión de grandes intelectuales, filósofos, poetas y médicos del momento. 

Dentro de Lucena Sefardí contamos con diferentes monumentos que forman nuestra línea de actuación y nos muestran los orígenes judíos de Lucena: 

En primer lugar encontramos el Castillo del Moral que alberga el Museo Arqueológico y Etnológico. Es una fortaleza medieval declarada bien de interés cultural, siendo su parte central realizada en la época de esplendor de la Lucena judía. Destaca la Torre del Homenaje, posible celda del último rey granadino Boabdil “El Chico”. Posteriormente fue convertido en Palacio de los Marqueses de Comares y después Palacio y Castillo de los Medinaceli. Actualmente alberga el Museo Arqueológico y Etnológico con una serie de salas expositivas tratando la evolución de la vida y cultura del ser humano.

En segundo lugar nos adentraremos en el Barrio de Santiago, uno de los barrios más antiguos de la ciudad. Posible arrabal judío que alberga la Parroquia de Santiago de estilo gótico-mudéjar. Se considera antigua sinagoga judía. En ella se encuentra el Cristo de la Columna y Nuestra Señora de la Esperanza. Pasada la parroquia de Santiago nos encontramos con el Llano de las Tinajerías, donde estaban concentradas la mayoría de las alfarerías y tinajerías de Lucena, en el que se podrán visitar algunas alfarerías artesanas.

En tercer lugar, saliendo del barrio de Santiago por la calle Flores de Negrón, nos encontramos con el Palacio de los Condes de Hust, actual Biblioteca Municipal. Es una antigua casa solariega construida por la familia Soto Flores, de posibles orígenes judeoconversos. Es de estilo manierista y actualmente es sede de la Biblioteca Municipal, Archivo Municipal y salas de exposiciones.

Cerca de la Biblioteca y en cuarto lugar, encontramos la Iglesia de San Mateo en el centro histórico, más concretamente en Plaza Nueva, donde se encuentra el Ayuntamiento de Lucena. La Parroquia de San Mateo se considera la catedral de la Subbética y responde a los cánones artísticos gótico-mudéjares y renacentistas. En su interior destaca el retablo mayor manierista y la magnífica capilla del Sagrario realizada entre 1740 y 1772 considerada una de las joyas del barroco cordobés.

En cuarto lugar hablaremos del Palacio de los Condes de Santa Ana, considerado uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil en el siglo XVIII en nuestra ciudad. Su construcción fue a cargo de la familia Mora-Saavedra, familia con posibles orígenes judeoconversos. Destacan su fachada, sus dos patios y su bella escalera coronada con una bóveda atribuida a José Guerrero y Pedro de Mena Gutiérrez. Dentro del Palacio encontramos el Centro de Interpretación de la Ciudad de Lucena y la Oficina Municipal de Información Turística.

En último lugar y un poco alejado de la ciudad nos encontramos con la Necrópolis Judía descubierta en 2006. Se trata de un cementerio de época medieval andalusí, en el que se encuentran unas 346 tumbas con el ritual de enterramiento de inhumación. Los restos óseos que determinaron un periodo altomedieval coincidían con las fechas de mayor esplendor de la Lucena judía y permitieron extraer datos relevantes sobre el modo de vida y ritual funerario de la comunidad judía de la época.